El Drafting en el ciclismo

Como bien es sabido, el drafting juega un papel vital en grandes vueltas compuestas de varios días de competición, como el caso del Tour de Francia, el Giro de Italia o la Vuelta a España donde los ciclistas deben economizar al máximo su energía y explotarla en los momentos en el que su equipo lo requiera. Durante estas pruebas los ciclistas utilizan los abanicos o escalonamientos, los cuales se componen básicamente de líneas diagonales. Los abanicos no han sido estudiados cuidadosamente dentro del escenario científico, pero la teoría básica que los resume es la siguiente:

En un día de viento, cuando el viento no golpea directamente delante o detrás de la línea de ataque, el corredor necesita protección no sólo de la resistencia natural que ofrece el aire sino también de las fuerzas resistivas del viento diagonal

Si por ejemplo, el viento viene por la izquierda, el ciclista aprovechando el drafting se desplazará hacia fuera del corredor al que persigue posicionándose directamente a la derecha de la rueda trasera del corredor que le precede. La cadena humana continuará de la misma forma, siendo el tercer ciclista el que se posicionará a la derecha de la rueda trasera del primer drafter (deportista que utiliza el drafting al colocarse cercanamente detrás de otro/otros ciclistas), y así sucesivamente formando el abanico.

Mientras que la formación de un abanico puede parecer una estrategia ideal, se debe tener precaución. Recuerda siempre que si estás rodando directamente por detrás de alguien a una velocidad de 40 Km/h o más, desplazarte hacia fuera del hueco anteriormente mencionado pondrás en riesgo el 30% de gasto energético que te has estado ahorrando. En efecto, el líder ha estado tragándose la carga fisiológica de los 40 Km/h al que has estado pedaleando y tienes que asegurar que el desmarcarte de la sombra trasera del líder no te dañe demasiado o descompense lo que a priori se muestra como una estrategia a seguir. Cierto, ahorras energía al dejar que el líder bloquee el viento natural, pero también aumentas el coste energético al desplazarte de la posición más ventajosa (pegado directamente detrás del ciclista). Hasta la fecha no existen investigaciones concluyentes que ayuden a determinar la siguiente posición óptima con relación a la velocidad y dirección del viento.

Por norma queda establecido que conforme aumenta la fuerza del viento cruzado debes posicionarte más adelante, en algunos casos hasta que la altura del hombro alcance la altura del sillín del ciclista que va por delante. Sin embargo las ventajas de este posicionamiento no han sido cuantificadas y ciertamente dependerán de la velocidad a la que se rueda, la velocidad del viento y el tamaño del corredor que vaya por delante sin olvidar la dirección del viento.
Queda claro que las ventajas del drafting son indirectamente relacionadas con la distancia que separa al líder del drafter: cuanto menor sea la distancia, mayor será la ventaja del drafter. La resistencia del aire va disminuyendo al reducir la distancia entre ambos corredores, razón que justifica que los buenos corredores (drafters) se separen pocos centímetros del ciclista al que persiguen. Naturalmente, existe una fuerte correlación entre el riesgo de choque y las ventajas del drafting: cuanto mayor sea el ahorro energético que el drafter disfrute, mayor será la posibilidad de darse de narices con el ciclista que está proporcionando un paseo gratuito.

Anderson, Owen, Técnica del ciclismo : ¿Cómo el draft dejará helados a tus oponentes?
Revista Alto Rendimiento, Vol. 4, Nº. 19, 2005, Pág. 16-19
ISSN. 1695-7652, Editorial Alto Rendimiento

Anderson, Owen
Sé el primero en comentar...
Deje un comentario