Aluminio o Fibra de Carbón ¿Cual es la diferencia?

El cuadro de una bicicleta es la parte más trascendente, ya que de la forma o geometría con el que esté diseñado y el material con lo que esté construido van a determinar en gran parte el comportamiento de la bicicleta, ya sea para un manejo recreativo, deportivo o competitivo.  

En esta ocasión nos centraremos en la variedad de materiales con lo que se forma el cuadro de una bicicleta, ya sea acero, titanio, aluminio y/o fibra de carbón.  Dentro de este abanico de opciones hoy en día la disyuntiva se centra entre aluminio y carbón, los cuadros de titanio ya casi no se utilizan y en el caso del acero se destina en lo general (salvo algunas excepciones) a bicicletas muy básicas que en general encontrarías en tiendas de descuento y departamentales.

El aluminio en los 80´s fue la principal tendencia y casi todos los competidores en todos los niveles utilizaban cuadros de este material. Fue hasta principios y mediados de los 00’s cuando empezamos a ver cuadros hechos con fibra de carbón y hoy en día la mayoría de las bicicletas de alta gama están hechas de este material.

Las bicicletas de aluminio en general tienden a ser un poco más rígidas y pesadas que su contraparte y, dado a las características del material, todas las vibraciones del camino son transmitidas de forma directa al ciclista.

Para minimizar estos inconvenientes se utilizan tijeras de fibra de carbón que absorben las vibraciones del camino y aligeran un poco la bici. Muy pocas empresas han continuado innovando en el desarrollo de este material, tal es el caso de “Cannondale”, ya que ha ido logrando crear cuadros de aluminio que en ocasiones superan a cuadros de fibra de carbón de otras marcas, un ejemplo es el CAAD 12 cuyo cuadro solo pesa 1050 gr.

Un cuadro de aluminio de calidad por lo general debe estar hecho con tubos de aluminio hydroformados con lo que se crean formas más específicas y optimizadas. De igual manera utilizar tubos con doble y hasta triple conificado, esta tecnología permite que el espesor del tubo sea más delegado en lo general y más grueso en las uniones y puntos de estrés. Por último, las uniones de los tubos deben estar perfectamente soldadas (ver la foto como ejemplo), donde la unión se vea de forma uniforme y no como una cicatriz, a su vez sometidas a un proceso de recocido que logra que las uniones se comporten como si fuera una sola pieza “monocasco”. Una bicicleta de aluminio con estas tecnologías puede llegar a superar en prestaciones e inclusive llegar a ser más ligera que una de fibra de carbón de media gama.     

En cuanto a las bicicletas de Fibra de Carbón, por las propiedades del material, se pueden moldear formas más curveadas y caprichosas con lo que se pueden crear cuadros muy aerodinámicos de gran desempeño con un peso que puede ser inferior a los 800 gr y una rigidez que supera a otros materiales; asimismo, el confort que ofrece la fibra de carbón al ser más suave su manejo es una de sus grandes ventajas. Sin embargo, todo esto viene con un incremento sustancial en precio, que dependiendo del tipo de ciclismo que se practique no siempre es justificable. Una desventaja de la fibra de carbón es que en caso de impacto el daño es más difícil de reparar y en muchos de los casos resulta en una bici inservible. Desgraciadamente no todas las bicis de carbón son hechas con la misma calidad y dado que la mayoría son fabricadas en Asia hoy en día puede ser muy grande la diferencia de calidad entre una marca y otra. Lo recomendable es enfocarse en marcas reconocidas por su innovación, cuidado del detalle, así como la garantía y el servicio al cliente. Toda tienda de ciclismo profesional deberá poder sustentar esto atributos de las bicicletas que ofrece.

¿Una bicicleta de fibra de carbón hará una diferencia en ti? Ésa es la gran pregunta, no es la pregunta si el carbón es mejor que el aluminio. En general, si eres un ciclista competitivo que pasa cada fin de semana horas en el sillín y que buscas lo más ligero y vas a exigir las máximas prestaciones entonces una bici de fibra de carbón de calidad es la opción. Por otro lado, si lo que buscas es practicar el ciclismo de forma recreativa y deportiva seguramente no necesitas la última, mejor y más cara de las bicicletas, sólo busca una bici de aluminio que cumpla con lo que hemos comentado aquí y seguro tendrás muchos años de diversión.

Por último, un aspecto muy importante al escoger una bicicleta es la geometría y eso va afectar qué tanto se acopla a tu cuerpo y al tipo de manejo que realices. Éste es otro tema que en otra ocasión platicaremos.

En We R Bikes te asesoramos para que tomes la mejor decisión.  Visítanos y con gusto podemos platicar de éste y otros temas.   

 

Sé el primero en comentar...
Deje un comentario